Los privilegios del expresidente fugado

03.07.2018 | 04:45
Marta Robles

Está en toda la prensa: Puigdemont ha pedido al Govern despacho, coche oficial y seguridad como expresidente. Más allá de lo que me indigna pensar lo que nos cuestan los expresidentes de todas las autonomías –además del presidente del país- (ya sé, ya sé, estamos todos encantados de duplicar, triplicar y multiplicar cargos,, pero luego nos quejamos de que no hay de dónde sacar para pagar las pensiones), mi duda razonable es sí una persona fugada de la Justicia española puede/debe cobrar dinero del Estado español. Puigdemont dirá que el que paga es el Govern, pero como todos sabemos, los presupuestos autonómicos dependen de los generales y, en definitiva, todo sale del mismo bolsillo: el de todos los españoles. Que una persona que ha cometido un delito, ha burlado a la Justicia y se ha marchado dejando a los suyos en la estacada para que ellos cumplan en la cárcel mientras él se pasea por Europa como si fuera un mártir, vaya a tener coche oficial y seguridad como expresidente me parece un chiste. Y eso que contentos tenemos que estar de que el ínclito no haya solicitado la retribución que le "corresponde" como expresident, al ser esta incompatible con la que tiene como cargo público ¡¡que sigue percibiendo como diputado del PDeCAT!!

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad