Batallas

13.06.2018 | 04:45
Alberto Estella

Para quienes han luchado toda su vida no hace falta reproducir la certera sentencia de Churchil : "El éxito no es definitivo. El fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar". Pasado mañana la selección española de fútbol libra su primera batalla para ganar esa guerra futbolística que es el Campeonato del Mundo. Su cuartel general está en Krasnodar ("regalo rojo"). Niña Pastori y los seleccionados entonan una especie de himno guerrero. Su letra contiene términos bélicos como "ganaremos la batalla", "por la roja moriré, soy español". Inevitablemente me han venido a la memoria otros españoles que cantarían letras semejantes, lucharon antaño en Krasny Bor ("bosque rojo"), y escribieron una hermosa epopeya. ¿Desvarío?. Ya se que se trata de contiendas muy diferentes, pero uncidas por el escenario, Rusia ; su nombre con la palabra krasny, rojo ; la presencia española – entonces la División Azul y ahora "la roja"; y análogo afán de triunfo y heroísmo.
En 1943 la batalla de Krasny Bor, en los arrabales de Leningrado, (hoy San Petersburgo), ennobleció la valentía de seis mil españoles – entre ellos varios salmantinos -, que con armamento ligero, hicieron frente, y resistieron, a cuarenta y cuatro mil soldados soviéticos apoyados por artillería y tanques. Recordemos el asombro del General de Artillería alemán Jürgens : "Si os encontráis en el frente con un soldado desarrapado, sin afeitar, las botas deslustradas y la guerrera desabrochada, saludadle, es un héroe, es un español".

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad