Machacar el lenguaje

10.06.2018 | 04:45
Román Álvarez

Los pueblos son grandes por sus virtudes, pero también por sus defectos. Y los que tienen que ver con la expresión oral de muchos parlamentarios llevan al pueblo español a las más altas cumbres. El pasado debate de la moción de censura dejó claro que quienes les preparan los discursos a los primeros espadas podrían haberse esmerado más desde el punto de vista de la oratoria. Los propios intervinientes, cuando hablan sin papeles, adolecen asimismo de una cierta pobreza expresiva. Con muy pocas excepciones, como la Orama canaria que parece tener buena pluma, buen pico y notable entonación. Así, por ejemplo, Rajoy, si bien hizo gala de ironía y sentido del humor —acaso porque ya lo daba todo por perdido—, perseveró en sus coletillas e insistió en redondear al "Senao". Pedro Sánchez, por su parte, amenazó a propósito de no sé qué nada menos que con las plagas de Egipto, que para unos son siete y para otros, diez. Me temo que la verdadera plaga que tenemos es la catalana, con áspides y faraones. Por cierto, que los representantes de esta comunidad autónoma declarada república hace meses nos obsequiaron con los consabidos "habían" (no se han enterado de que existe el impersonal) y con el mensaje de que son los redentores de los pueblos oprimidos por el imperialismo centralista. Como los nacionalistas vascos, otros gorrones recogenueces y aprovechados que le exprimen las ubres al estado opresor. A ver si con enmiendas a los presupuestos se les evapora la pactada bicoca pre-censura.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad