Queridas ministras y ministros

08.06.2018 | 04:45
Susana Magdaleno

Lástima que Carmen Calvo la haya liado cambiando el nombre al Consejo de Ministros y que Pedro Sánchez se lo haya "comprado". Con un Gobierno como el que ha elegido el nuevo presidente suena completamente innecesario ese guiño ñoño, porque los nombres de los ministros y sus expedientes revelan elección por méritos y no por cuota.
Pedro Sánchez sigue la línea de Rajoy, con mujeres relevantes con un currículum envidiable, y se desmarca de la paridad mal entendida de las "bibianas aídos" de la época de Zapatero. Por eso diferenciar entre ellas y ellos suena incluso a hacer de menos a las mujeres que forman este Gobierno. De hecho, si Pedro Sánchez se llega a soltar un poco más la melena, forma un Consejo de Ministras y hay que empezar a pedir cuota para los hombres.
De los ministros sorprende no que estén preparados, porque en los anteriores gobiernos también lo estaban, sino que los haya elegido alguien con la trayectoria de despiste de Pedro Sánchez y que con su elección se haya desentendido de momento de los nacionalistas, proetarras y rupturistas que apoyaron su moción.
Sus acciones están por ver pero, de momento, al frente de los ministerios hay personas que transmiten confianza porque con su sola presencia tapan (de momento) los agujeros que implicaba la entrada de Pedro Sánchez en Moncloa con esos apoyos para no dormir: con Calviño se bloquea el posible despilfarro populista; con Borrell la vena catalanista de diálogo con los golpistas; y con Grande-Marlaska se descarta el coqueteo con los etarras de Bildu.
El otro gran temor que había, el de un Gobierno más verde que los ecologistas, queda también atrás con el nombramiento de Luis Planas como ministro de Agricultura. Su presencia es un contrapunto al Ministerio de Transición Ecológica y garantiza la posibilidad de cerrar una buena negociación de la futura Política Agraria Común porque se trata de una persona de amplia experiencia en Bruselas. Además, a pesar de ser muy conocido en el sector, sobre todo por su trayectoria como consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía, de él hablan bien todas las organizaciones agrarias y mantiene una buena relación con representantes de otros partidos políticos. Incluso en la Junta de Castilla y León los más conocedores de la PAC_le veían como una de las opciones_más favorables para los intereses del sector.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad