Ver, oír y callar

06.06.2018 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Superado el primer golpe y recuperado los reflejos, los siguientes se encajan mejor y se esquivan con más facilidad. El primer golpe (por inesperado) aturde y desconcierta, pero el segundo despierta a la realidad y consciente de lo que sucede o pueda suceder deja ver el panorama con mayor claridad y más detalle, permitiendo hacerse una idea más amplia y precisa de la situación creada.
Pues la situación creada por el éxito de la moción de censura que ha sacado a Rajoy y metido a Sánchez en La Moncloa, aunque siga siendo un enigma que veremos si se resuelve y de qué manera, al shock que produjo la noticia le pasó el efecto y ahora se observa con el aplomo suficiente como para ver los acontecimientos con mayor evidencia.
Si España no fuese como es daría por cerrado el chiringuito y al personal en la calle lamentando su suerte de apátrida, pero veo muy difícil algo así, porque como español que soy conozco a los españoles y no lo permitirían. Ningún español que se precie de serlo, y se cuentan por millones, aceptaría por las buenas dejar de serlo. La nación más vieja de Europa no puede desaparecer o dejar de ser como es y ha venido siendo desde hace cinco siglos, que son tantos como los de su existencia. España no surgió anteayer ni de la nada y no puede esfumarse como si nada.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad