Más de lo mismo

15.05.2018 | 04:45
M. Vicente

Quim Torra tiene nombre de personaje de TBO, pero es el nuevo sustituto o "marioneta" del huido Puigdemont, según sus propias palabras. La verdad es que si por sus obras y por sus palabras se puede conocer a los personajes públicos, yo diría que algo de chiflado tiene este pelele investido ayer en el Parlamento catalán.
A mí sus insultos previos o sus artículos antiespañoles me dan igual. Eso sí, a partir de ahora que se ande con cuidado, porque no es lo mismo lo que escribe un imbécil anónimo, que un presidente electo que lo debe ser de todos los catalanes, aunque por supuesto más de la mitad ni siquiera han votado al partido por el que se presentaba este individuo.
Su primera acción será viajar hoy a Berlín, con dinero público por supuesto, para rendir pleitesía al prófugo de la justicia. Creo que este señor tiene poco recorrido. Por su trayectoria "twittera", sus ínfulas independentistas le van a durar poco. Esperemos que al ministro de Hacienda no le vuelvan a meter "gato por liebre" y no se le escape ni un euro, porque se ve que lo expoliado a los españoles está llegado a su fin y necesitan de una nueva remesa de dinero para seguir así viviendo del cuento.
Visto lo visto, los catalanes nunca van a estar mejor que con un Gobierno del 155. Por lo menos la vida durante estos meses ha discurrido con normalidad: los funcionarios cobran, las farmacias también y las empresas, las que quedan después de que más de 4.500 hayan abandonado la Comunidad Autónoma desde el pasado 1 de octubre, tienen la certeza de que ningún descerebrado les va a hacer la vida imposible con leyes sin sentido alguno.
Los farmacéuticos catalanes, por ejemplo, se han mostrado encantados desde que entró en vigor el 155 y el temido Montoro tomó las riendas de los pagos. Por fin cobran en tiempo y forma y pueden hacer frente a sus gastos. También los trabajadores públicos han visto la ventaja de percibir las pagas sin retraso, porque el despilfarro de embajadas y demás saqueos había dejado las arcas vacías y los funcionarios sin poder cobrar algunos meses. Es lo que ocurre cuando tienes por gobernantes unos personajes que se han empeñado en vivir del cuento y de la mentira con el dinero público.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad