El día de la Marmota

15.05.2018 | 04:45
Marta Robles

Que Quim Torra no es un presidente de Cataluña para todos los catalanes es algo que está claro desde el mismo momento en el que se revisan sus declaraciones previas a convertirse en el alter ego de un Puigdemont tan incapaz de ceder su sitio, como para que no haya habido president hasta que que él no ha encontrado a uno que no moverá ni una mano ni un pie sin que él tire del hilo correspondiente .
Puigdemont quiere tan poco a su tierra y a sus compatriotas, que los ha dejado desangrarse lentamente mientras él se atrincheraba en sus feudos alquilados de Bélgica o se paseaba por Europa haciendo cortes de manga a los españoles y recitando como un papagayo la mentira del exilio, los presos políticos y todo lo demás, con el fin de que, de tanto repetirla, se acabara por tomar como cierta. Lo que cuento no es algo que alguien discuta; y, de hecho, si la CUP ha bendecido al ínclito Torra ha sido precisamente porque cumple las características precisas para que todo vuelva a empezar. Lo más previsible es que, de nuevo, se busque la República prohibida e incluso que se la reproclame aún a costa de nuevas prisiones por atentar contra la ley, que no por cuestiones políticas o ideológicas€

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad