Por los andurriales de la política

01.05.2018 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Qué panorama. España es una olla hermética puesta al fuego y a punto de reventar con todos dentro. Tenemos una clase política que posiblemente nos merezcamos por tontos. No hay por dónde cogerla. Consciente soy de las muchas excepciones que lo confirman, sí, muchas aunque no tantas.
Da asco, produce indignación, causa pena ver lo que estamos viendo. Desde dentro, ya que ¿cómo nos verán desde fuera por todo esto que nos traemos entre manos? Mejor dicho, que se traen entre manos, porque son ellos, los que dan aire, quienes hacen y deshacen a su antojo buscando sobrevivir a sí mismos. España no es el problema que se plantean, el problema que tienen sobre la mesa esperando solución, son ellos mismos. Todo lo demás es consecuencia de este problema.
La actualidad política, de una bajeza nunca vista, abochorna y preocupa. De un día para otro se aprecia que el fondo del asunto toma cuerpo, no se debilita, mientras la forma alcanza unos niveles de espectacularidad asombrosos. Se mire a donde se mire el panorama no cambia, en el que todos hablan como si nadie tuviera nada que callar, y oímos lo que no se ha dicho y leemos lo que no está escrito. La lucha es implacable y sucio el juego por mantener el tipo y la prebenda.
Lo de Cataluña, nuestro escaparate hacia el exterior por ser lo que más transmite, tan difícil de explicar por ser tan difícil de comprender fuera de España, no obstante su gravedad, ha pasado a ser poco menos que una anécdota dentro de un cúmulo de casos que rezuman podredumbre y corrupción por todos los poros.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad