Espeja

04.04.2018 | 04:45
Alberto Estella

El retrato de la marquesa ha puesto en el mapa el pequeño municipio salmantino (en 1850 Madoz anotó 90 almas —460 vecinos—, hoy apenas 240). La opulenta Alicia Koplowitz ha comprado el cuadro de la Marquesa de Espeja, de Federico Madrazo, por 300.000 euros y lo ha donado al Museo del Prado. Mecenas de primera, en una nación donde no existe la cultura del mecenazgo. Cantidad análoga y seis o siete obras —como buen democristiano, casi todas religiosas—, donó el ex político y amigo Óscar Alzaga. Aunque la mayor cesión histórica fue hace un par de años la del mejicano-español, descendiente de emigrantes asturianos, Plácido Arango. El regalo tiene aquí doble actualidad porque ayer tarde dio una conferencia en Salamanca sobre la Colección Genstenmaier —expuesta en San Eloy— el Jefe del Área de Conservación de pintura del XIX del Museo del Prado, Javier Barón, del que acabo de ver su contento en televisión.
Nuestra primera pinacoteca lo ansiaba desde que se expuso en una antológica del famoso pintor del XIX, en su centenario. Los responsables, con Barón, querían completar la colección del mejor retratista español del romanticismo con ese formidable retrato de cuerpo entero de María Josefa del Águila Cevallos. La decimotercera Marquesa de Espeja, fue pintada por Madrazo emulando a su admirado Ingres, idealizando el rostro de la aristócrata, que debía ser muy hermosa . Me asombran de estos retratos los vestidos, tejidos, encajes, el terciopelo€.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad