Con la mirada puesta en el cielo

24.03.2018 | 04:45
Juan Antonio Garía Iglesias

Ya estamos en capilla. Nunca mejor dicho por el momento (víspera en este caso del Domingo de Ramos) y por el lugar (Salamanca, porque salmantina es la causa del dicho). Sí, en capilla, aunque el procesioneo haya empezado ya y llevemos respirando incienso y oyendo tambores cada vez más cercanos desde hace un tiempo, pero con la mirada puesta en el cielo más que otros años por motivo, sobre todo, de la meteorología que amenaza con pasar por agua las procesiones y echarlas a perder, aunque la verdadera Semana Santa se celebre bajo techo, en el interior de los templos. El procesionar es otra cosa, es un añadido a lo otro, una aparatosa proyección hacia fuera de lo que calladamente se vive dentro. Y está muy bien que así sea, porque es la forma de atraer e integrar a todo el mundo en esta peculiar manera de celebrar un acontecimiento eminentemente religioso pero en un contexto social y ambiental que no lo es. Sin embargo se responde de forma masiva a esta llamada.
La Dirección General de Tráfico prevé para esta Semana Santa 15 millones y medio de desplazamientos por las carreteras, autovías y autopistas de España, dos puntos por encima del año pasado; de estos, más de 2 millones por las de Castilla y León. Muchos pasarán por Salamanca camino de otros lugares y no pocos aquí harán parada y fonda. Las reservas hoteleras registran un 85 por ciento de ocupación de Jueves Santo a Domingo de Resurrección, los días con más tirón de esta semana, datos considerados muy buenos por el sector.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad