Aquello que nunca ocurrió

14.03.2018 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

El pasado domingo (11 de marzo) se cumplieron catorce años de algo que nunca ocurrió, sin embargo al amanecer de aquel día cuatro trenes de cercanías que se dirigían a Madrid llenos de gente trabajadora reventaron, casi doscientas personas murieron, cientos resultaron heridas y hoy miles de víctimas de aquello que nunca ocurrió pero del que nadie salió ileso, siguen esperando a que alguien los tenga en consideración, aunque sólo sea para que les cuente qué ocurrió. Dicen que el juez del caso, Gómez Bermúdez, dijo que España no estaba preparada para conocer la verdad. Por lo visto sigue sin estarlo y me temo que a este paso no lo estará nunca.
Aquello sacudió a España entera, que desde entonces vive sin norte. Que intenten olvidarlo se entiende, pero negarlo con la mentira y el silencio no tiene excusa. Para quienes no lo recuerdan porque no lo quieran recordar, o porque eran niños o no habían nacido, aquel día nada ocurrió digno de ser contado. Sin embargo, algo cambió en España para siempre que intentan que nadie lo note. Si algún día lo consiguen —y hacia ahí van las intenciones—, el 11 de marzo del año 2004 pasará a ser una fecha sin lugar en la historia. Poca tinta se ha gastado en destacarlo, limitándose a la actualidad que, dicho sea de paso, se las trae.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad