Sin título

12.03.2018 | 04:45
Sin título

No se me ocurre ninguno, son muchos los sentimientos que brotan ante la situación de ayer y la de los múltiples y cada vez más repetitivos hechos y acontecimientos tristes y lamentables que vivimos y sufrimos. La muerte del pequeño Gabriel, las múltiples desapariciones así como las muertes violentas y gratuitas que estamos viviendo en nuestro país han de llevarnos a un cuestionamiento serio y profundo. No importa el porqué, quien acaba con la vida de alguien lo hace. Importa más porqué estamos generando una sociedad donde cada día más a menudo aparecen personas con este tipo de conductas.
España no vive ni de lejos la violencia de otros países del mundo, ni Salamanca es el far west. Aun nos sonrojamos y nos dolemos ante dramáticas situaciones como la muerte del niño de Níjar, nos sorprendemos ante las peleas en nuestra ciudad y el uso alegre de navajas, pero quizá, aunque dice mucho a nuestro favor, no sea suficiente. No se trata de culpabilizar ni responsabilizar a nadie más allá de quien comete el delito. Ahora bien, cada uno en primera persona hemos de ser conscientes de nuestra implicación y de nuestra actitud ante la vida. La violencia no brota de forma gratuita, suele haber un recorrido de fondo, todo lleva su tiempo y su proceso. ¿Cómo es el proceso de crecimiento de las personas hoy? ¿Soledad, angustia, tensión, vacío existencial, falta de sentido de la vida,€?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad