Democracia y referendos

11.03.2018 | 04:45
Joaquín Leguina

La democracia o es representativa o no es democracia. ¿Por qué? Porque lo que llaman democracia directa carece de un elemento esencial en la vida, tanto en la pública como en la privada, y ese elemento se llama responsabilidad. Sin responsabilidad, es decir, sin que cada uno se haga responsable de sus actos, ni hay democracia ni hay vida civilizada.
¿Cómo se paga la responsabilidad por los errores en política? Pues con las derrotas electorales. ¿Por qué perdió Rodríguez Zapatero las elecciones en 2011? Básicamente porque se negó a admitir, desde 2008 a 2010, que España estaba en crisis y el PSOE pagó ese error en las urnas. Pues bien, ahora que los británicos ya se han dado cuenta de que el Brexit fue un error, ¿a quién pueden pedir responsabilidades por tan grave metedura de pata? ¿Al pueblo soberano que votó en el referéndum? Por cierto que ese axioma según el cual "el pueblo nunca se equivoca" es una gran majadería. Si todos y cada uno de los humanos nos equivocamos, ¿cómo es posible que las gavillas de ciudadanos no se equivoquen? Sí, los pueblos se equivocan, y con harta frecuencia.
En verdad, los referendos son demandados y convocados básicamente por demagogos y dictadores (y por algún imbécil político como Cameron en el Reino Unido). Los españoles que vivimos bajo el franquismo no somos nada partidarios de los referendos, pues tuvimos ocasión de sufrir la convocatoria de unos cuantos que sólo sirvieron para ratificar "el apoyo popular" al dictador.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad