Las mentiras de Jordi Évole

12.02.2018 | 04:45
Las mentiras de Jordi Évole

El único patrimonio de un comunicador es la credibilidad. Esta frase se la he escuchado en incontables ocasiones al gran José María García y es una verdad como un templo. Pues bien, Jordi Évole ha perdido esa credibilidad. El creador del programa "Salvados" de LaSexta ha mentido y lo ha hecho a sabiendas con el único objetivo de hacer daño. Los periodistas cometemos un sinfín de errores. Somos humanos. Pero lo que nadie nos puede perdonar jamás es que "prevariquemos" informativamente. Évole lo ha hecho y nunca volverá a ser fiable. Ha enterrado su faceta de comunicador.
Hace una semana y en horario de máxima audiencia, el otrora humorista catalán firmó uno de los reportajes más vergonzosos que se han emitido nunca en televisión. "Granja de los horrores" se titulaba una pieza que recuerda al periodismo más indecente y sensacionalista de la época del crimen de Alcácer. Queda claro que el programa estaba diseñado a medida del cada vez más potente ´lobby´ vegano para tratar de hundir al sector porcino. Lo que resulta incomprensible es que Évole trabajara tan poco la maquinaria. Como se suele decir, ya que mientes, haz que no se note. Lo malo es que su efecto nocivo ha calado entre los que desconocen cómo funciona una granja de cerdos.
El que escribe tiene la suerte de compartir su vida con una mujer maravillosa que, además, trabaja en el sector. Por lo tanto me resulta más fácil diagnosticar las falacias del programa.
Si por algo aborrezco al ´lobby´ vegano y animalista es por querer imponer al resto sus enfermizos gustos alimentarios. El reportaje así lo demuestra. Aseguran que en España se come mucha carne, pero olvidan que la dieta a base de verduras y frutas ecológicas es prohibitiva para las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza. Ellos, que presumen de progresismo, quieren dejar en la cuneta a los que menos tienen. Y más teniendo en cuenta que la carne de cerdo es la más asequible del mercado.
La misma insolidaridad se pone de manifiesto cuando abogan por la cría de marranos ecológicos. El precio se dispararía y ni tan siquiera garantizamos que la carne sea de mayor calidad, como dice falsamente el propietario de una granja de este tipo con el que habla Évole.
Pero donde se alcanzan unos límites de intoxicación intolerables es cuando el presentador catalán visita la que califica como "granja de los horrores". Un "ecolojeta", que no ecologista, llamado Florent Marcellesi, habla de maltrato cuando todas las explotaciones de España cumplen unas estrictas condiciones de bienestar animal. ¿Acaso creen que el cerdo ecológico no enferma? Se llevan las manos a la cabeza porque mueran puercos en las granjas. Claro que sí, como también morimos los humanos por enfermedades y accidentes. Dicen que nos comemos carne con antibióticos, pero cuando los animales llegan al matadero ya los han eliminado totalmente de su cuerpo.
Intentan impactar al espectador con unas imágenes sesgadas de unos cuantos marranos herniados y cojos. Todas las granjas tienes zonas específicas para animales enfermos que jamás entran en la cadena alimentaria. Allí se les trata a la espera de que mejoren o, de lo contrario, se les sacrifica. Exactamente lo mismo que sucede con otras especies. Pero tranquilos, nadie se está comiendo jamón de un cerdo lisiado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad