Abandonada, sucia y oscura

11.02.2018 | 04:45
Santiago Juanes

En pleno alboroto por el novísimo "portavoza" apareció una pancarta reivindicativa en el pleno municipal del viernes con un políticamente correctísimo "los/las" "salmantinos-as" a propósito del asunto del Corte Inglés, que como se sabe es una cuestión de extraordinario interés ciudadano: no se habla de otra cosa en las salas de espera de los consultorios médicos, en la cola del mercado y el súper, en los bancos de Hacienda, cajeros y hasta en los cafés de amigas (y amigos) de la propia cafetería del Corte Inglés. Precisamente, de eso se hablaba ayer en Guijuelo, cuando el cochino de la ganadería de Faustino Prieto huyó del sacrificio; de eso y harto, también, del propio debate; a pesar de lo cual no fue indultado y en su alocada huida fue abatido en una acera. Qué pena. Además de quitarle el sueño a los salmantinos (y salmantinas), la cuestión del Corte Inglés contribuye a esa Salamanca abandonada, sucia y oscura que obliga a plenos municipales maratonianos, como el del viernes pasado, que los vecinos atienden con el mismo interés que una final de Operación Triunfo, con baile de nuestra Vicky Gómez.
En las vísperas de ese pleno del "túper", como se le llamó, por su prevista duración, Enrique García Catalán presentó en el Casino su libro "Salamanca, abandonada, sucia y oscura", que es un complemento del que publicó el año pasado sobre el urbanismo del siglo XIX, indispensable para entender la ciudad de hoy. El nuevo libro sobre la Salamanca del XIX habla de las carencias vecinales en ese siglo, cuando no había agua corriente, ni apenas luz pública y la basura se tiraba en cualquier lado. Más o menos como hoy, según algunos. Se trata de una crónica espléndida de ese tiempo en el que destacaron algunos nombres propios como los de José Sánchez Canflor, Vicente Maculet, Agustín Astudillo, Anselmo Pérez Moneo, Juan Marcelino de Sagarvinaga, Teodoro Ronault, José Secall, Mariano Belmás o Carlos Luna, artífices de una mejor calidad de vida para los salmantinos de la época y así debe constar.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad