Hay que pensar en las víctimas

06.02.2018 | 04:45
M. Vicente

No sé cómo todavía alguien puede defender la derogación de la prisión permanente revisable para casos excepcionales como son los depredadores sexuales o los terroristas.
Nada ni nadie podrá consolar a los padres de Diana Quer, la joven que murió a manos de un asesino sin escrúpulos que fue pillado porque intentó violar a otra joven en Galicia el día de Navidad, pero al menos saber que el desalmado que acabó con su hija y que la tuvo escondida casi año y medio en un pozo, pasará el resto de sus días en la cárcel, si es que no se reinserta antes, y se evitará que cometa otras posibles violaciones o muertes.
Nueve años lleva muerta y desaparecida la joven sevillana Marta del Castillo y sus padres ni siquiera han podido enterrar su cuerpo. Los asesinos se han estado burlando durante todo este tiempo del dolor de unos padres, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de toda la sociedad, porque lejos de confesar dónde enterraron el cadáver, han dado mil y una versiones diferentes y el cuerpo sin vida de Marta del Castillo sigue sin aparecer. ¿No merecen sus asesinos estar entre rejas hasta que al menos recuperen la memoria?, ¿Merecen unos padres pasar por un calvario así durante nueve largos años porque unos desalmados estén jugando con su dolor?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad