No se les puede dejar solos

04.02.2018 | 04:45
Julián Ballestero

Así se las ponían a Fernando VII. Demasiado fácil nos lo ha puesto Carlos Puigdemont al refugiarse en Waterloo en un palacete de a cuatro mil napos el mes. Habría que taponarse los oídos con cera para no escuchar el canto de las sirenas y caer en la irresistible tentación de comparar al ex president fugado con el mayor genio de la guerra que parió Europa, que no fue otro que Napoleón Bonaparte.
Hay demasiadas coincidencias, pese a la distancia de dos siglos, entre el dictador francés, un militar que se creía el centro del mundo y acabó majareta perdido, y este dictadorzuelo catalán que se considera imprescindible para el procés y nunca ha estado del todo cuerdo. Pero a Napoleón y a Puigdemont les separa algo fundamental: la grandeza. El corso montó un imperio y llegó a tener a media Europa bajo su bota, mientras que el gerundense no manda ni en su casa, y tanto los de su partido como los de Junqueras, solo están maquinando la mejor manera de darle una patada en el trasero, o mejor de enterrarlo en vida, porque se han dado cuenta de que es un pobrecillo soñador.
En Waterloo el Puchidemont está montando su Santa Elena, aunque lo más probable es que acabe dentro de no mucho en algún pueblo de Rumanía junto a su actual esposa, Marcela Topor, bebiendo aguardiente de ciruelas para olvidar.
El eclipse del astro/payaso expresidencial y su cobarde refugio en Bélgica, con ser motivo de grandes celebraciones y divertidos chascarrillos, no puede colmarnos de satisfacción ni hacernos perder la vista del verdadero problema. Y es que en Cataluña los golpistas siguen conspirando con el único objetivo de la independencia, solo que ahora no van de frente, ni con prisas, sino por detrás y con paciencia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad