La educación

01.02.2018 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

Todos estamos de acuerdo: no hay educación. Unos nos echamos las manos a la cabeza con lo que se nos viene encima, ni más ni menos que el fin (aquel "the end is near" que llevaba un vagabundo escrito en un cartel Bourbon Street arriba, Bourbon Street abajo me persigue desde hace veinte años); otros, vegetan sin más, convencidos de que las cosas son "así", la evolución natural (¿natural?).
A estas alturas ya puedo soportar casi todo, pero hasta un límite. Gente que te trata, que trata, que se tratan entre ellos como si fueran monos de Gibraltar; gente que se expresa con una dificultad que hace daño y que te tutea como si la vida, toda ella, fuera una cooperativa soviética. El padre, de hecho, es Emilio, y la abuela, Marta. ¿Qué es eso de utilizar expresiones fascistas como "papá"? En las próximas décadas seremos macho 1, hembra 3, amorfo 7, diferente W. El perro será (ya es) "cariño", "cariño, háblame". Y Toby seguirá mirándonos con cara de Obélix: "están locos estos humanos"€

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad