Motivos para el optimismo

06.01.2018 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Ya solo quedan los Reyes. Una vez que se vuelvan al lugar de donde vinieron habremos terminado el periodo navideño, del que hoy es su último día. Cuando escribo esto que usted está leyendo aún no han llegado y, por tanto, ignoro lo que me traerán aunque, la verdad, tampoco espero mucho de ellos porque nada les he pedido. Comencé a escribirles la carta, pero no la terminé y acabó en la papelera. No sabía qué decirles y visto lo que hay opté por lo que ya he dicho. Preferí no ponerles en aprietos pidiéndole regalos políticamente incorrectos. Nos hemos complicado tanto la vida que le trasladaría la complicación a ellos y no están para sacarnos las castañas del fuego sino para cosas más nobles y merecidas. Sin embargo no he perdido las esperanzas de que algo me traigan. A ver qué.
Hemos estrenado año y sin apenas tiempo para tomar tierra noto que lo de "año nuevo, vida nueva" es un decir que no se ajusta a la realidad. Año nuevo sí, es cierto, pero la vida sigue igual, la mía, la de todos aquellos que se mueven en mi entorno y, por extensión, la de todos los demás. Miro lo acontecido en estos pocos días transcurridos desde las uvas y es volver a lo mismo, repetirse una vez más, como nos repetimos el pasado del anterior, y aquel del otro y así sucesivamente, por lo que llego a la conclusión de que lo de "vida nueva" es lo que siempre queremos pero nunca se da.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad