Adiós Navidad. ¿Qué Navidad?

06.01.2018 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

No voy a negarles que en las últimas semanas estoy más sensible de lo que en mi es habitual, lo que ha contribuido a que esta Navidad haya sido especialmente fría y borrosa. Sin embargo, no es menos cierto que la Navidad en los últimos años se ha ido diluyendo como el rímel en un llanto hasta quedar convertida en un simple y vulgar mercadillo€
A mí, como a tanta gente, no me gusta la Navidad, pues demasiadas cosas se van quedando por el camino, empezando por la infancia€ Pero curiosamente no conozco a nadie que defienda la Navidad de manera tan vehemente como yo, su espíritu, sus decorados, sus colores, sus calles mojadas (como las de anoche), sus escaparates, sus (mis) viajes a Portugal y, sobre todo, su idea; soy un abanderado de la idea de la Navidad, pues Navidad es sinónimo, debería serlo y seguir siéndolo, de bienestar, de esperanza, de hogar, de refugio, de regreso. Sí, la idea de aquellos anuncios televisivos de "El Almendro" era y es la acertada: volver a casa.
Pero al Navidad, nos guste o no, casi ha desaparecido: entre el consumismo, el "buenismo" (no hables de Dios, es pecado), el laicismo y la prostitución de un lenguaje que reniega de la palabra Navidad en beneficio de unas felices y espiritualmente andróginas "fiestas", estas fechas han quedado reducidas a un recuerdo, a una sensación, a la "tradición" de comer y cenar, de volver a comer y volver a cenar€. "La grande bouffe" navideña€

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad