Independentista por un día

05.01.2018 | 04:45
Independentista por un día

¿Y si tuvieran razón?. Creo que nadie o casi nadie se hace esta pregunta en su bando respecto a los miembros del contrario. Ni siquiera a efectos dialécticos, como decimos los picapleitos, nos lo planteamos para luego rebatir si son plausibles las tesis del adversario.

Por ello, aunque sea por hoy y en un ejercicio de empatía, quiero situarme en la trinchera enemiga y comprobar, teóricamente claro, que puede haber de verdad en ella. Porque yo me digo, que algo tiene que tener de cierto el bando "enemigo" cuando en las últimas elecciones ha conseguido más de dos millones de votos, el 47,49% del total y 70 escaños, que es mayoría absoluta del Parlamento catalán.

Las explicaciones de todo ello son de sobra conocidas: adoctrinamiento, falsedad histórica, manipulación de la información etc. Sin embargo, los otros, digamos los "buenos", no son mancos ya que han obtenido el 50,94% de votos y 65 escaños, lo que quiere decir que la manipulación, el adoctrinamiento, las presiones de todo tipo no son irresistibles e invencibles. No estamos, por consiguiente, en el llamado jurídicamente "error invencible" como eximente de éste, por lo que la conclusión es que cada parte o "bando" tiene que tener sus motivaciones.

Y yo me pregunto y les pregunto, ¿qué hemos hecho mal para que esa pléyade de catalanes quiera separarse del resto de España, a sabiendas de las dificultades prácticamente insuperables que ello conlleva?. Será algo meramente simbólico, como han declarado ante la justicia los imputados, o será un sentimiento profundamente arraigado en sus afectos que ha aflorado una vez más, como ya sucedió en momentos históricos que obligaron, a falta de un artículo 155, a actuar por las bravas en cuatro ocasiones 1641, 1873, 1931 y 1934, esto es, desde Felipe IV a la Segunda República. ¿Por qué entonces la cabra vuelve a tirar al monte cada cierto tiempo. Es que acaso la inclusión de Cataluña necesita de una soldadura especial para que no se resquebraje?. ¿Sabrán nuestros políticos encontrar este bálsamo de Fierabrás?. Pienso, al menos hoy, que es responsabilidad de ellos acertar con el mejunje, pues de lo contrario estaremos cada dos por tres con ese 48/50% dispuesto a la algarada, sea más o menos pacífica. Ya que, aunque "Dura lex, sed lex", la ley es dura pero es la ley, ello no ha evitado tensiones y vulneraciones constantes al filo de desastres sin cuento.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad