El regalo de la mejora del empleo

04.01.2018 | 04:45
Julián Ballestero

Nada mejor para empezar el año que llevar a la portada del periódico unos sabrosos datos de mejora del empleo en Salamanca. Es como un regalo de Reyes adelantado. Sobre todo cuando los dos grandes indicadores habituales brillan en positivo: menos parados y más afiliados a la Seguridad Social en el conjunto de la provincia. Estupendo.
Bien es verdad que el mercado laboral en Salamanca ofrece algunas sombras que, lejos de aclararse en este intrincado camino hacia de salida definitiva de la gran crisis, continúan oscureciéndose, como es el caso de los desempleados sin prestación, que son más cada día (14.300) y que superan de lejos a los parados con algún tipo de ayuda (11.500). Es decir, que las familias salmantinas que pasan apuros para llegar a final de mes porque dependen de las ayudas públicas o privadas no han disminuido con tanto dato positivo, sino que aumentan de forma significativa.
Lo cierto es que la provincia salmantina sigue creando más empleo que nunca y la lista negra del Inem ha bajado con fuerza, aunque todavía persiste un alto porcentaje de contratos en precario. Los empresarios se han lanzado al emprendimiento y a ola exportación, los autónomos se buscan la vida y la actividad económica en sectores como el turismo o el comercio ha experimentado un auge desconocido en los últimos años.
Lo mismo puede decirse del conjunto de España, donde el número de desempleados registrados en el Inem disminuyó en 290.193 personas durante 2017, hasta situar la cifra total de parados en 3.412.781, la más baja desde 2008. Y el número de parados registrados se redujo en diciembre en 61.500 personas respecto a noviembre, frente al incremento medio de 40.000 personas registrado en los últimos ocho años.
El mercado de trabajo sigue mejorando en Salamanca y en España pero todavía sentimos que la recuperación no se traslada de forma automática a los ciudadanos, a las calles y a los hogares. Esa sensación se debe en buena parte a la baja calidad del empleo creado en los últimos años. En realidad, los datos, con ser muy positivos en sus grandes rasgos, no avalan un fuerte crecimiento del trabajo en España, sino más bien un reparto. La clave reside en el número de horas trabajadas, que continúa muy por debajo de los datos registrados al inicio de la crisis. Si en España se trabajaban una media de 670 millones de horas semanales en 2008, en el último año no hemos alcanzado ni los 600 millones. En 2017, con el mismo nivel de paro que en 2009 (en torno al 18% según el INE) se han trabajado una media de 30 millones de horas semanales menos en los tres primeros trimestres.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad