Esto no es Europa

09.12.2017 | 04:45
Juan Carlos García-Regalado

Aunque siempre he mostrado mi escepticismo con una gran Europa unida, una Unión Europea demasiado grande, demasiado compleja, y demasiado desequilibrada en poder y cultura, me reconozco un ferviente europeísta, básicamente por dos razones estructurales: una, porque es obvio que, como todo en la vida, estamos mejor juntos, y dos, porque Europa tiene ya demasiadas cicatrices roturadas a fuego y muerte en sus tierras -algunas bien recientes y algunas aún abiertas, caso de Ucrania- como para provocarse más heridas, más dolor, más angustia.
Europa, la Europa que nació en Roma en 1957 gracias a la visión de algunos hombres brillantes, representa lo mejor del ser humano: la paz, la unión y la generosidad (lo que los pedantes y buenistas llaman hoy solidaridad). Nos guste más o menos, Europa es, debe ser nuestro orgullo, nuestra obra, nuestro euro (que podamos pagar con la misma moneda en Berlín o en Lisboa me sigue maravillando, ¿a ustedes no?). Pero ahora me duele Europa como parte del colapso que trajo el siglo XXI. Sin rumbo, sin ideas, sin hombres brillantes, sólo burocracia y palos de ciego. Europa se desdibuja, pues Bruselas ha sido tomada por la maldad, por el egoísmo y, como el resto de Occidente, por la mediocridad. De las tres "cés", cáncer, corazón y carretera, hemos pasado al algoritmo CCC+M (cáncer, corazón, carretera más mediocridad).

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad