Más viejos

19.11.2017 | 04:45
Román Álvarez

Hace un par de generaciones los mozos solían casarse al volver de la mili. Si no sucedía así y llegaban a los 25 años sin matrimoniar, en mi tierra se les denominaba "mozos viejos". Recuerdo en los años de la infancia a gentes mayores, hombres y mujeres, que aún no habían alcanzado la cincuentena y ya tenían el aspecto de auténticos ancianos. Ellos, con caras arrugadas y manos huesudas y atendonadas, liaban cigarrillos de tabaco de cuarterón parsimoniosamente extraído de la petaca a base de regulares golpecitos y los encendían con chisquero. Ellas, pañuelo a la cabeza, vestidas siempre de negro y con los rostros surcados por las indelebles marcas de una vida de privaciones malgastada en trabajar, engendrar y parir. La esperanza de vida estaba en consonancia con aquella existencia de penurias y miserias.
Ahora resulta que en las últimas décadas esa misma esperanza de vida se ha disparado en España, hasta tal punto que si se toman como referencia los años setenta, hay un incremento de más de diez como media. Y los setenta están ahí al lado, como quien dice. El último informe de la OCDE, dado a conocer recientemente, indica que sólo Japón supera a España en la longevidad de sus habitantes. Esta segunda posición mundial la compartimos con Suiza, y superamos ampliamente la media del conjunto de países pertenecientes a la OCDE.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad