Tonto el último

10.11.2017 | 04:45
Tonto el último

Y Juncker volvió a dar calabazas a los independentistas catalanes y confirmó que la presencia de Puigdemont en Bruselas, aún con el ruido de 200 bastones de mando, no pasa de simple anécdota.
Si la Unión Europea les había cerrado la puerta en numerosas ocasiones antes y después del 1 de octubre, ayer el presidente de la Comisión Europea dejó claro en Salamanca que ahora mismo una roca cierra el acceso de la UE al independentismo catalán, se ponga Puigdemont como se ponga, incluso aunque corone en la Gran Plaza un equipo de castellers de alcaldes independentistas. Ahora mismo nadie compra sus espectáculos y de la novedad de su huida se está llegando al aburrimiento, con discursos que no secunda ni la propia Forcadell, que ha sido la última en dejarle en ridículo.
En este último jueves —que en las últimas semanas se ha convertido en el día clave como lo fueron los viernes durante la crisis económica— la presidenta del Parlamento le ha dicho al juez del Supremo que la declaración de independencia fue poco menos que una broma. Vamos, que Puigdemont se presenta en Bruselas como "presidente legítimo del país catalán" y aún no se ha enterado de que lo que se votó en el Parlamento sólo tuvo "carácter simbólico". Forcadell, que hace un mes parecía un león, ahora se asemeja más a una gallina que en su espantada se ha llevado por delante al mismísimo expresidente.
Y Rajoy, tranquilo, por no perder la costumbre. Estuvo en Salamanca para apoyar a su amigo Jean Claude Juncker, a quien le unió la búsqueda de salidas para la crisis económica y con el que no coincidía desde que Puigdemont huyó a Bruselas, y recibió el respaldo de la Comisión Europea y no sólo a su gestión, sino también a su paciencia. Si tenía poca, Juncker le animó a tener aún más.
En su discurso, el presidente de la Comisión Europea no dejó huecos a interpretaciones y se mostró contundente en sus críticas al nacionalismo, que calificó como veneno que fragiliza Europa y añade fractura y división. El líder europeo que más ha mencionado la palabra integración volvió a mostrarse como el más firme aliado de Mariano Rajoy en la defensa de las reglas del Derecho que han roto los independentistas catalanes, con Puigdemont a la cabeza.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad