El escenario

10.11.2017 | 04:45
El escenario

Hay palabras de rabiosa actualidad o de moda y una de ellas por la reiteración con que se usa, sobre todo por los personajes políticos es, sin duda, la de "escenario". Y es que rara es la intervención de algunos, sobre todo los de nuevo cuño, que no usen y abusen de este término, por otro lado antiquísimo y ya utilizado profusamente por griegos y romanos en sus representaciones teatrales.

Ahora, la utilización del vocablo no se refiere propiamente a la actuación teatral, aunque viendo lo visto, empiezo a dudar si no estaremos también en una actuación ficticia o fingida en la que como decía Eduardo Galeano no deja de ser el arte una mentira que dice la verdad. Y ello por cuanto la mentira de la ficción refleja la verdad de cómo es y cómo quiere ser el que la practica.

Pero volviendo al escenario, habría que decir que a los diversos tipos o modelos conocidos, desde el clásico con proscenio o en el que el público lo rodea por tres lados, o hasta el de bambalinas, palabra sugerente y con encanto y al de aquel en el que tiene carácter circular como el del circo o los toros. Para llegar al más imaginativo como es en el que el escenario es el cielo, como sucede en las exhibiciones aéreas.

Pero ahora con el llamado "escenario" de los políticos, éste no es ni más ni menos que la situación de la que parten para hacer sus cábalas o pantomimas. O, al menos es lo que dicen, cuando yo creo que el escenario es el que ellos crean con sus ocurrencias y muchas veces absurdas actuaciones en un ámbito que, como estamos viendo, trasciende fronteras. ¿No es acaso esto lo que está sucediendo con el prófugo independentista y sus colegas de su elenco consejeril de actores?.

La actuación de estos cómicos, con perdón para los de verdad, es tan grotesca que daría risa si no fuera porque en esta tragicomedia la tragedia forma parte de un desenlace que no puede ser feliz por mucho que su clac aplauda y grite. O si no al tiempo. Qué pena de representación sin ingenio, sin interés y desgraciadamente soporífera pero a la vez costosísima.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad