Contra el frío, la capa

06.11.2017 | 04:45
Contra el frío, la capa

A Salamanca le sienta bien eso que se conoce como mal tiempo. Con niebla de noche es un espectáculo, la lluvia –lo hemos visto—le saca colores especiales y el frío€Ay, el frío. Usted pregunta por Salamanca más allá de la Región y le hablan del frío; el mismo que cura nuestros embutidos y los convierte en los mejores del mundo. Es imposible imaginar otro lugar diferente a Salamanca donde crear la capa bejarana. En las vísperas de San Martín se han concentrado capistas en Béjar para celebrar el medio siglo de Amigos de la Capa de allí y el frío no ha querido perderse la cita. Todo apunta a que hasta San Martín tendremos frío así que habrá que buscar en la capa bejarana ese microclima confortable que genera su paño. En los últimos años el presentador Ramón García ha pregonado la capa en los instantes previos a las doce campanadas de Nochevieja mientras sus compañeras femeninas tiraban de escotes, encajes y transparencias, fiel al dicho de que antes muerta que sencilla. Este frío nuestro eleva a las castañas asadas a la categoría de medicamento reconstituyente, aunque no precise receta. Otro Ramón, Ramón Bueno, castañero, me contradice al señalar que el mejor aliado de la castaña asada es el buen tiempo, porque con frío, lluvia y niebla la parroquia se queda en casa. Creo que exagera, pero ahí dejo su teoría. Yo, desde luego, soy de castañas asadas cuando hace frío y nada como un buen calbote para ahuyentarlo. El frío ha entrado, una vez más, de repente, arrasando las pocas setas que las últimas lluvias podrían haber sacado, así que lo siento por mi amigo Antonio Martín, Don Seto, que vive esta época del año con la misma emoción que un niño la noche de Reyes Magos o un milennian el Black Friday. Había setas en esta Feria del Libro Antiguo y de Ocasión, que se cerró ayer; libros de setas, quiero decir, y de cocina de setas, muy cotizados, según me comentaron. No quiso mojarse por la mañana Paco Bringas, el boss de las bibliotecas, cuando le pregunté por la Feria, aunque supongo que cada cual dirá de ella según le ha ido. Paco se iba con los churros recién puestos al Rastro, a rastrear, nunca mejor dicho, piezas que cobrarse. Los libreros nunca con fallan con la lluvia y en este caso tampoco con el frío. Ayer se vieron en la Feria, mañana y tarde, los primeros abrigos de la temporada, que son los del año pasado. Un chocolate con churros es una buena terapia contra el frío; otro género que el frío hace reaparecer estos días. Y de alguna manera la poesía también da calor, lo sé porque leo a Quintín García, que calienta con sus versos el espíritu, y al que este jueves le hacen un homenaje. Me parece bien. Lo tiene ganado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad