El dulce veneno

05.11.2017 | 04:45
Joaquín Leguina

El azúcar de caña tiene una bien ganada fama de esclavista y, en efecto, fue así, pero, como nos ha recordado Francisco García Olmedo, antes fue otra cosa.
Al parecer, fue en el territorio que ocupa la actual India y hacia el siglo IV antes de Cristo cuando empezó a cultivarse la caña de azúcar. Luego se extendió hacia un lado (China) y hacia el otro (Arabia). En cuanto a su llegada a las tierras bajas, húmedas y tropicales de América, fueron los españoles quienes la llevaron allí poco después del Descubrimiento, en 1493.
Hacia 1625, el carmelita Vázquez Espinoza describe una gran profusión de ingenios de caña en Chile, Venezuela, Colombia, Ecuador y Paraguay, pero será en Brasil donde se impondrá con mayor presencia el sistema de plantaciones, que se empezó a desarrollar en Bahía y Recife en el siglo XVI, con cañas importadas de las islas portuguesas de Madeira, Azores y Cabo Verde. Al constatar que los pobladores locales no se adaptaban a la esclavitud, los portugueses optaron por buscar la mano de obra esclava en sus colonias africanas. En este comercio criminal, Portugal tuvo una notable posición entre las potencias coloniales. Aún en 2007 la policía brasileña liberó a dos mil esclavos en una plantación de caña.
Durante los siglos XVII y XVIII la caña se instaló en las llamadas "Islas del Azúcar" y la industria azucarera alcanzó su máximo desarrollo en la isla de Jamaica, que pasó de España a Inglaterra en 1655. En el momento de su conquista por los británicos había tres mil esclavos negros en la isla y en el año 1800 eran ya trescientos mil, lo que supuso una importación incesante de africanos destinados a la esclavitud.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad