Rigor y casualidad

08.10.2017 | 04:45
Joaquín Leguina

El curso académico 2017-2018 se abrió en la Universidad de Alcalá con una "lección inaugural" a cargo del catedrático de la Facultad de Farmacia D. Francisco Zaragozá que se tituló Curiosidades en torno al medicamento. Utilidades inesperadas. Y la verdad es que nos hizo pasar un buen rato. Para comenzar, nos aclaró los efectos positivos de los añosos pitillos del Dr. Andreu, que contenían una mezcla de dos plantas: Lobelia inflata y Datura stramonium. La primera, llamada vulgarmente tabaco indio, contiene lobelina, un alcaloide que estimula intensamente el centro respiratorio bulbar. Luego dio paso a las hidrazidas, que acabaron con la pesadilla de la tuberculosis pero además los médicos comenzaron a observar que el estado de tristeza de estos pacientes mejoraba notablemente aunque no había dado tiempo a que comenzase a remitir la infección por el bacilo de Koch. Fue así como se introdujo la iproniazida en la terapia antidepresiva.
Más raros aún son los descubrimientos de los doctores Sagrario Mochales y Fernando Peláez, que trataban de buscar hongos inéditos que pudieran proporcionar antibióticos innovadores. Con este fin contrataban a personas con cierto nivel cultural a las que se les facilitaba una nevera portátil y los útiles necesarios para realizar tomas de muestras de manchas sobre restos orgánicos, preferentemente en zonas umbrías. Esas muestras se procesaban en el laboratorio para comprobar una posible actividad mediante el correspondiente cribado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad