Contra la tiranía

06.10.2017 | 04:45
Ángel J. Ferreira

Las palabras nos delatan, y por eso hay que cuidarlas. La insurrección -que eso es, rebelión en la calle, sublevación- en Cataluña, aboca a la violencia, y eso es enormemente grave, pero es lo característico de las situaciones prerrevolucionarias. En ellas nada importa excepto alcanzar el objetivo: qué importa la ley, qué importan las mayorías, qué importa la democracia. Sí, la gran palabra de estos días. Los insurgentes de toda laya –desde la extrema izquierda a la derecha- la emplean a brochazos, conscientes de que repetir una mentira la convierte en verdad evidente para quien no está en condiciones críticas de juzgar una proposición falsa. Y esta lo es hasta el paroxismo. Pero los rebeldes se limitan a gritar: "no nos dejáis votar, no creéis en la democracia", y hasta el ancianito de turno se queda tan satisfecho sin pensar que la calle ocupada, que el "referéndum" realizado contraviene los más elementales principios democráticos, que se han cargado no ya la Constitución sino hasta la ley interna catalana, su Estatuto. Y que los debates no son sino mecánica transmisión de consignas porque de lo que se trata no es de convencer, sino de vencer. Se ha perdido la vergüenza, todo vale.
Las provocaciones del domingo se obvian, dando por supuesto que el protagonismo de la política no corresponde a los representantes elegidos libremente y a las instituciones, sino a la gente desbocada en la calle, con el peligro que esto conlleva, pero qué más da: si el Estado, el único legitimado en el monopolio de la violencia, responde, las consecuencias se utilizarán para socavarlo, y si hay que mentir se miente, como ya hemos visto.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad