Como le dé la gana

22.05.2017 | 04:45
Como le dé la gana

Puede que en el primer lugar de las preocupaciones de ayer estuviesen las primarias socialistas, con la población dividida por el quién haría menos daño al país si saliese; que en la segunda plaza estuviera el fútbol, pero en la tercera estaba sin duda polémica que ha generado el coste de las comuniones, un asunto del que ya estoy libre, gracias a la edad de los chavales, y que se acerca al de las bodas, dicen. Más allá de que la mayoría de las veces después de la primera comunión no hay una segunda, soy de la opinión de mi amigo Graci García, al que llamamos GG y nos quedamos tan anchos. Graci, profesional de la hostelería, sostiene que la gente organice la comunión que quiera y pueda. Uno puede tener dinero para hacer la comunión que le dé la gana, pero quiere organizarla modesta para que los demás no digan o por educación para sus hijos, pues que lo haga. Y si otro quiere endeudarse hasta las trancas, como entonces, para que la niña de sus ojos tenga la comunión de ensueño, allá él. Pero Graci razona, además, que conviene pensar en la riqueza que genera una comunión en el comercio, la hostelería y otros servicios, y apela a aquello del enterrador, que no le deseaba mal a nadie, pero reivindicaba trabajo para todo el mundo. Podemos apelar a razones morales, religiosas, tradicionales, sociales y hasta económicas€pero la comunión será como los padres quieran y puedan, y solo falta que se regule también sobre ellas. Ha comenzado la temporada alta de bodas, comuniones y quizás bautizos, la famosa trilogía BBC, que ahora se ha trasladado al fútbol merengue. De nuevo las bodas catedralicias atraen la curiosidad de unos y otros: unos que pasan por allí y otros, que esperan allí a que entre una novia, salga otra y reconocer a tal o cual invitado.
Hoy, lunes, por lo tanto, es el día siguiente. El de la remontada socialista, según los primarios. Es posible, pero también es el primer día de una semana muy interesante en la que podemos celebrar mañana el Día Internacional del Primer Beso; el miércoles el nacimiento de Bob Dylan y el aniversario de la muerte de nuestro Juan Meléndez Valdés, sin olvidar la fiesta de María Auxiliadora, que tan presente tenemos los "mondas", que, ya puestos, somos unos cuántos; el jueves, el Día del Orgullo Friki, cada vez más seguido, y el viernes se conmemora el 40º aniversario de ZOES, la asociación de vecinos del Barrio del Oeste, barriada que se ha convertido en una galería de arte con trapas decoradas, bancos forrados con labores de ganchillo, mobiliario urbano reconvertido en obras artísticas..., cuando todo comenzó con el dichoso problema del agua, que no subía ni al primer piso, y los barros, que se pegaban a todas partes. Lo sé porque estaba allí. Los vecinos del Oeste y San Bernardo, por ejemplo, debía aguardar a la noche para que saliese algo de agua por sus grifos. Citan este problema en sus memorias tanto Pablo Beltrán de Heredia como Jesús Málaga. En las de Julián Lanzarote se contará el lío del rastro. Y en las de Alfonso Fernández Mañueco, la cuestión del centro social que reivindican los vecinos en el Victoria Adrados.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad