Cirujanos sin pulso ni coraje

27.12.2014 | 04:45
Cirujanos sin pulso ni coraje

Las recuperación, señor Rajuá, discutible, pero la regeneración ni está ni se la espera. Ir al Alto Aragón y pasar por Graus, mayormente en estos tiempos, refresca mi memoria. De allí salieron los rugidos de un león que conmovieron la España del desastre del 98. Allí se forjó el primer regeneracionista, un muchacho que se ganó la vida de albañil y acabó siendo Notario y Abogado del Estado, Joaquín Costa, "el león de Graus". Pedía para la vida pública " un cirujano de hierro que conozca bien la anatomía del pueblo español y sienta por él una compasión infinita€que tenga buen pulso y un valor de héroe, y mas aún que valor, lo que llamaríamos entrañas y coraje, para tener a raya a esos enjambres de malvados que viven de hacer morir a los demás, que sienta un ansia desesperada y rabiosa por tener una patria, y se arroje , artista de pueblos, a improvisarla". Si además escuchas el mensaje navideño de Su Majestad en el Pirineo Aragonés, pidiendo "regenerar la vida política", evocas inexorablemente a Costa, que ostentó el liderazgo moral del regeneracionismo.
Hoy muchos batuecos piden algo semejante, pero en vez del cirujano aguerrido contemplan al sansirolé de Rajoy, que parece tener horchata en las venas; al guaperas socialista, que no sabe ni por donde se anda; o al de la coleta, que es el único que sabe lo que quiere – el poder a toda costa -, y como conseguirlo, exhibiendo en los medios el "enjambre de malvados" que hay en todos los partidos, menos el suyo. Ni hay estadistas, ni Aragón ha vuelto a dar personalidades como la de Costa. Recordemos al penúltimo presidente de esa Comunidad Autónoma, el socialista Marcelino Iglesias. Por todo currículo consignaba haber estudiado un curso en el Seminario, y ¡ser monitor de esquí!, como recuerdan sus paisanos en las pistas de Formigal y Cerler. Iglesias es la encarnación actual del cacique que dibujó Costa en su "Oligarquía y caciquismo", y contra el que luchó honradamente. Bueno, pues una vez derrotado por el PP de Luisa Fernanda Rudí, e implicado en un presunto caso grave de corrupción – ¿les suena convertir suelo rústico en urbanizable? -, en lugar de regresar a la vaquería paterna, a Iglesias le hicieron portavoz socialista en el Senado.
El debate estriba en quien quiere y quien puede hacer la necesaria regeneración. Con una mayoría absoluta, Rajoy lleva tres años sin proponer
mas que pequeñas, tímidas reformas, de las muchas por las que claman inútilmente los ciudadanos. ¿Puede y no quiere?. Y es que algunas, ay, afectarían de modo sustancial a "la casta", la propia y la del PSOE, por lo que desde los archimandritas a los monacillos, los de la nomenclatura, los instalados, no quieren ni oír hablar de regeneración.
Vengámonos a Castilla y León. ¿Cómo es posible que Juan Vicente Herrera no pueda irse a la vida privada, como está deseando, para que no se monte el trifostio de su sucesión?. Que coño hacen conspirando sin tregua por los pasillos cortesanos de Pucela, individuos como el psiquiatra o el sietemachos, por citar solo dos ejemplos?. ¿Pero cuando va a refrescarse esta Comunidad prescindiendo del portavoz De Santiago Juárez, alias "el Pica", o del eterno e incapaz Consejero Tomás Villanueva?. ¿Estos son los que van a regenerar la vida política de Castilla y León?. ¡Que llamen a Jesús Merino!. Menudo trío de ases. Ellos si se regeneran, como las lagartijas que prefieren perder el rabo a dejarse capturar. Lo dejan para distraernos con esos movimientos espasmódicos, y acaban criando otra cola.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad