Horas de sol

24.12.2014 | 04:45
Horas de sol

Durante unas horas los de la capital vimos el sol. Llevábamos entre nieblas cinco o seis días y era preciso salir a la provincia para verle, igual que es necesario mirar con los ojos de Pablo de Andrés Bravo el de la fachada universitaria. Ayer presentó uno de los libros más impresionantes de los últimos tiempos y sin duda el más documentado de la biblioteca salmantina sobre la fachada. Ningún detalle ha dejado fuera y no es fácil leerlo y entenderlo pero si se hace el esfuerzo uno termina por reconocerle un extraordinario mérito y queda aún más fascinado sobre nuestra fachada. Y con una primera conclusión: quizá no sea tan importante quién la labró sino qué quiso trasmitir en ella. Y el libro de Pablo de Andrés lo aclara. Decía, pues, que el sol está presente en las labras exteriores de la fachada, en su interpretación cabalística vista desde el Árbol Serifótico y hasta en clave musical cuando se la descubre como un diapasón. El sol luce a la altura del escudo imperial como dador de vida y de fuerza vital. El mismo sol que ilumina la escena de la adoración de los pastores en la fachada de la Catedral Nueva que mira a la calle de Pla y Deniel: más que señalar que era ya de día cuando llegaron los pastores represente un símbolo relacionado con la deidad del protagonista. Los pastores fueron avisados de noche, como se recuerda en las calendas de Ledesma o en el toque de caracolas de Montemayor del Río, y quién sabe si alguno de aquellos pastores de la Adoración está en el arca que se venera en Ledesma, pues la tradición dice que sus restos terminaron aquí, incluso sabemos sus nombres: Iosepho, Ysacio y Jacobo. Restos recuperados del llamado Campo de los Pastores de Belén por algún cruzado ledesmino, como se sugiere en un capítulo de Casimiro Muñoz Martín para la "Historia de Ledesma" editada hace años por la Diputación Provincial. El mismo sol, oiga, que representa al domingo en las tallas de los portales de la Plaza del Corrillo. El sol de Sol Oriente y el que acompaña a la luna en la vieja iglesia de San Isidro, en Libreros, o el que está en el Cielo de Salamanca, que corona la Plaza Mayor en una espectacular fotografía montaje de Vicente Sierra Puparelli y que ha llegado ya hasta Australia a golpe de watsapp . El sol ha venido a poner algo de luz en la víspera de Nochebuena despejando por unas horas las nieblas, que le dan a Salamanca más misterio e incertidumbres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad