Reflexiones otoñales

01.12.2014 | 00:50
Reflexiones otoñales

En Noviembre maldito mes que comienza por los Santos y acaba por San Andrés. Decía el refranero cuando los refranes pautaban el tiempo con sus pareados a veces ingenuos y a veces incisivos pero siempre oportunos. Acaba noviembre y en sus estertores finales se lleva el remolino de las hojas los robles y las amarillas de los chopos de las riberas, que abandonan sus últimos esplen- dores cromáticos y dan paso a la larga y estéril tristeza invernal.
Este diletante articulista añade por las fechas una nueva muesca al calendario del tiempo y con el bulto de la edad, avizora el agridulce y melancólico escenario de la jubilación en un futuro no muy lejano.
Acogido al privilegio de los años y algo amuermado, hay que decirlo, por la estela menguante de estos días, que se sólo aportan al calendario la derrota caediza de la luz en retirada, hago oídos necios a palabras sordas o „¿era al revés?„ y caso omiso a la insoportable algarabía que chirría en el exterior, con su barullo de fantoches impostores, mandamáses procesados y tensiones de secesión, que pugnan por desdibujar el mapa de España que aprendimos en el hule de la camilla, bajo cuyos faldones atufaba el brasero de cisco, y a estas alturas de la edad „y del otoño„ debo confesar, con cierta indiferencia, que no participo de las apocalípticas visiones del futuro que nos espera, que trasmiten los medios con un vocerío que creo escuchar más estridente que en otras ocasiones.
Tal vez se consoliden las independencias periféricas o se asomen los Podemos al poder y cuando toquen pelo, o incluso antes, se emponzoñen en el latrocinio comunal, tal vez se vayan al garete nuestros más asentados usos y costumbres que dictan los refranes, pero como decía aquella admirable escritora hoy en injusto olvido, que fue doña Emilia Pardo Bazán, una dama de armas tomar que elegía a sus amantes con el capricho de una artista de cine, cada tiempo tiene su legua de mal camino, y se ve que éste por el que discurrimos „¿discurrimos?„ es de los más empedrados que nos han tocado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad