Un tostonazo

20.12.2013 | 04:45
Susana Magdaleno

Radiografía de España: un tal Joaquín Sabina que antes cantaba en el metro, luego se hizo rico y ahora, sin voz, aprovecha su fama para vender garabatos dice que España le provoca vómitos. El ministro Soria cuenta que el recibo de la luz subirá poco, luego que mucho y ahora lanza que en la subasta hay manipulación y da un plazo de 24 horas para que Competencia investigue. La juez Alaya, trabajadora de España 2013, ordena el registro de la sede de UGT Andalucía para disgusto de los sindicalistas y, además, vuelve a "preimputar" a Chaves y Griñán. Florentino Pérez ve una campaña contra el fútbol español. La Fiscalía recurrirá la imputación de la esposa de González. El PSOE pide investigar los correos entre el PP y Blesa...
Entre toda esta actualidad, la única pausa la pone la inminente llegada de la Navidad y de otras prisas, las de adaptarse a días frenéticos de reuniones de familia y amigos, regalos y comida.
En estos días triunfa el tostonazo, que no tiene nada que ver con imaginar la supuesta declaración de Esperanza Aguirre por el caso Gürtel o ni siquiera los eternos discursos de Fidel Castro. El tostón es el tostón, sin más, y se ha convertido en el símbolo de la pequeña recuperación económica de España durante estas navidades. Ni la felicitación de Angela Merkel o los últimos datos del paro dicen tanto de la mejora de la economía de España como el tostón.
Situación: Los consumidores buscamos durante estos días los productos con los que llenar las mesas de Navidad y comprobamos que apenas hay tostones porque por la crisis del cerdo cerraron muchas explotaciones y, además, este año a diferencia de otros, los tostones ibéricos no compensan la escasez de los blancos, reyes de las mesas. (El 2013 ha sido un gran año de precios para el cerdo ibérico y los ganaderos han preferido criar a sus animales porque obtenían más beneficio al venderlos grandes que desprendiéndose de ellos cuando eran pequeños. El año pasado, en cambio, nadie quería cerdos que criar en sus explotaciones porque suponía una ruina pagar mucho por el pienso y recibir poco por su ganado).

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad