Esdrújulas

16.12.2013 | 04:45
Emilio Prieto de los Mozos

Me escribe Rajatshubhra Thakur, mi antiguo alumno indio, que hoy es profesor de español allá en Rishikesh, ciudad del dios Vishnu: "Dilecto maestro: Como bien sabe usted, sigo leyendo con atención las columnas que publica cada dos semanas en LA GACETA. Pues bien, en la última observé algo que me chocó sobremanera. Recuerdo que una vez, mientras tomábamos una relajante taza de café con leche en el bar de la Facultad, me confesó que había abandonado ya en la novena página la lectura de una celebrada novela porque topó con una chusca pedantería de su autor. "Su estólido auditorio", había escrito el novelista. Imaginé yo, quizá llevado por mi aún fragmentario dominio del español, que repudiaba usted el uso superfluo de palabras esdrújulas. En caso de que así sea ¿podría explicarme por qué incorporó tres en un solo párrafo (el primero, por cierto) de su columna? Se las recuerdo: ´hermenéutica´, ´enigmático´ y ´áulico´."
Es sabido „así reza el axioma de Jones„ que las críticas razonables sientan como un tiro, especialmente si vienen de un familiar, un amigo, un alumno, un conocido o un extraño. Así que, picado en mi orgullo, releo rápidamente la columna para cerciorarme. Y no doy crédito a lo que veo: mi discípulo acierta en su análisis.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad