La paz está servida

14.12.2013 | 04:45
Juan Antonio Garcia Iglesias

Hemos despedido a Mandela, solo queda enterrarlo. Descansen en paz y que nosotros la vivamos en paz también, siempre que ello sea posible, porque esto de vivir en paz en un dicho que encaja bien en el espíritu navideño, pero poco más, ya que paz, lo que se dice paz, no siempre está al alcance de quien la busca o la pregona. Es un bien tan difícil de conseguir y de mantener, que mejor es no hacrse ilusiones. En fin, que esa ansiada paz que el cántico angelica reserva para los hombres de buena voluntad, han terminado cargándosela, al convertirla, como el oro de Alaska, no en una fiebre, sino en una quimera, que cada cual entiende a su manera y así nos va.
La paz empieza nunca. De esta manera tituó Emilio Romero una novela sobre la guerra civil. José María Gil Robles escribió sus memorias bajo el título No fue posible la paz, en referencia al estallido de la guerra civil, en la que José María Gironella se inspiró para escribir su trilogía cuyo último t´tulo es Ha estallado la paz. Tres formas distintas de tratar la paz, como algo que, por más que se intente, no está al alcance de nadie, y si se alcaza "estalla" llevándose por delante lo que pilla, hasta el punto que hay quienes se preguntan qués es peor, si una buena guerra o una mala paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad