De D. Alberto Estella a... Alberto

14.12.2013 | 04:45
María Eugenia Bueno Pastor

Chaqueta azul marino, corbata que respeta a un espectador libre de acogotar su cuello. En la puerta, a la espera de una clientela que conoce su pluma, su palabra y esa figura indiscutible que camina a menudo entre las calles de esta otrora ciudad eterna, "el columnista" se convierte en una tarde de encuentros, en la columna número uno del Casino. Y mucho más aún diría, en la columna vertebral de una ciudad que esa noche se viste de Vieja y riega sus entrañas con doce golosinas de colores, que preludian un nonato 2014.
Atento con todos los que acuden, conocidos y menos conocidos, por una vez y sin sentar precedente, hay un nervio intuido que domina con la experiencia de los años, esos de los que hace ya unos cuantos, pasea con orgullo de haberlos vivido como le ha dado la gana. Nunca tuvo mordazas y ahora menos que nunca. Afila la palabra como si se tratara del bisturí del diestro cirujano, conoce las partidas que unos y otros juegan de un "mentiroso", de cuyas reglas el mismo fue escribiente y así, contempla con sarcasmo, sátira y sabiduría las meteduras de pata de una inmensa mayoría. Y además las escribe en forma de columna en flor de acanto. Forma parte del selecto grupo de los que saben, en un momento histórico donde muchos no saben ni a tocino. Es leído, estudioso y de la memoria hace una bandera que ondea en sus escritos sin necesidad de viento.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad