Plan de recortes en la Junta

12.12.2013 | 04:45
Plan de recortes en la Junta

N NO tenemos noticias de cómo marcha la suscripción abierta para erigir un monumento a la exconsejera de Medio Ambiente, la soriana María Jesús Ruiz, en honor a su asombrosa capacidad para meter la pata. La que fuera vicepresidenta de la Junta (¿qué desalmado enemigo se la recomendó en su día a Juan Vicente Herrera?) va camino de establecer una marca mundial de proyectos inconstitucionales. La última muesca en su revólver la ha marcado la declaración como ilegal de la Ciudad del Medio Ambiente en Soria, donde se han enterrado ya 52 millones de euros de inversión, y lo que te rondaré.
Mientras estudia la forma de sumarse a tan merecido homenaje, el Gobierno regional ha lanzado en las Cortes su plan para recortar la Administración con 66 medidas diseñadas para evitar duplicidades. Durante estos cinco años largos de crisis y recortes sociales no hubo tiempo para acometer la poda del gigante burocrático nacional (Rajoy estaba muy ocupado quitándonos dinero de la cartera para reducir el déficit y se olvidó de recortar ´de lo suyo´), mientras que la Junta lleva un par de años amagando con algunas fusiones de empresas públicas y fundaciones, junto a otras tímidas medidas de ahorro.
Ahora parece que va en serio, aunque demasiado tarde, porque de haber suprimido tanta duplicidad cuando alboreaba la recesión, allá por el año 2008, quizás nos hubiéramos ahorrado los dolorosos tijeretazos aplicados al gasto sanitario, los centros de urgencias, a la educación, las becas, las ayudas a los investigadores y a toda inversión no imprescindible.
En general, la Junta pretende reducir a la mitad las 36 empresas y sociedades que cuelgan de la Administración, donde durante décadas se han amontonado los contratos a dedo y el gasto opaco y discrecional. También se anuncia una nueva vuelta de tuerca a la Administración sin papel, es decir, al proyecto de trasvasar la burocracia de ventanilla a Internet. Un proyecto que nos recuerda aquellas viejas promesas de que a los ciudadanos no nos iban a marear más en los organismos públicos pidiéndonos documentos que están en poder de la propia administración en cualquiera de sus niveles. Pero hemos entrado en la segunda década del siglo XXI y seguimos llevando los mismos papeles de una ventanilla oficial a la otra. Eso sí, ahora las mismas ventanillas son todas ´únicas´.
Entre las medidas figura también la construcción de un tablón electrónico para que el osado aspirante a emprendedor realice alguno de los 178 procedimientos necesarios para crear una empresa. Y no sabemos si funcionará el tablón, pero sí podemos confirmar que la burocracia no ha hecho sino complicarse con el paso de los años, al contrario que en los países más dinámicos y avanzados.
Aparecen en este plan de recortes algunos agujeros incomprensibles. El primero, que la Junta se niega a contemplar la propuesta del PP nacional de suprimir defensores del pueblo regionales (nuestro Procurador del Común) y tribunales de cuentas (nuestro Consejo de Cuentas con nuestro salmantino Jesús Encabo al frente). Aquí tenemos unos cuantos millones de euros cuya utilidad, aparte de colocar a viejas glorias de la política, se desconoce por el momento. Tampoco se aborda una reforma en profundidad, porque el Gobierno regional parte de una idea timorata del ahorro: solo aplicará medidas que mejoren los servicios con el mismo coste, o que presten el mismo servicio con menor coste. Es decir, que no se plantea eliminar servicios ni, lo que sería sin duda más realista, estudiar qué servicios se pueden prestar con el presupuesto disponible sin recurrir a más deuda o más impuestos.


Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad