Del Rey abajo ninguno

12.04.2013 | 04:45
ÁNGEL J. FERREIRA

Si no hay crisis de las ideologías, que venga Dios y lo vea. Nadie cree ya en nada, el escepticismo se ha clavado en nuestra mirada y la sombra d ela sospecha perfila cualquiera de nuestros juicios. La moderación, el equilibrio, la ponderación ha desaparecido del lenguaje. Abundan el escrache, la descalificación y la indignación airada, y a la menor el insulto bariobajero sale de la boca de los ciudadanos, hartos y desbordados por la situación. Cuando no se reciben explicaciones, cuando no hay relato de lo que nos pasa y por qué nos pasa, y todo son silencios, como no entender la desesperación. Justamente los líderes están para encauzar las aspiraciones ciudadanas y perfilasr un horizonte, los sacrificios han de tener un para qué y no pueden ser indefinidos: es como si el Dante hubiese resucitado y a las puertas de nuestro infierno social hubiese colocado el "perded toda esperanza".

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad