Feijoada

08.04.2013 | 04:45
EMILIO PRIETO DE LOS MOZOS

Busqué en internet documentación sería y fiable para informarme acerca de los efectos supuestamente perversos de las malas compañías. Qué chasco: Google me llevó inopinadamente a listas en las que figuraban Ryanair, EasyJet, Aeroflot€ Tecleé entonces "buenas compañías". Otro patinazo. Las buenas compañías resultaron ser LAN, Qatar Airways, SAS€
Decidí aterrizar refinando „como se dice ahora„ la exploración virtual. Así topé con frases célebres, proverbios y refranes. El poeta Paul Valéry avisa abiertamente contra la soledad: "Una persona sola siempre está en mala compañía". Buckminster Fuller es sutilmente paradójico: "En ocasiones pienso que estamos solos; otras veces pienso lo contrario. En ambos casos la reflexión es desasosegante". Los proverbios son más perentorios: "El buey solo bien se lame", "Más vale solo que mal acompañado"€ En el saber popular, pues, las relaciones peligrosas, las malas compañías, son el verdadero problema.
¿Lo son? Lo dudo. Las malas compañías resultan más divertidas (quinto teorema de Allen: "Los buenos duermen mejor, pero los malos disfrutan mucho más de la vigilia").

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad