La moda del tren

02.10.2012 | 06:45
SANTIAGO JUANES

El tren está de moda. El Consorcio cerró las ferias al son del chucuchú del tren en la Plaza Mayor. El Al Andalus, pasará por Salamanca. Este fin de semana comenzaban las celebraciones por la inauguración de la línea entre Boadilla y Barca D´Alva: el ocho de diciembre se cumplirán 125 años de ella. Y ayer nuestros parlamentarios populares encarrilaron el análisis de los Presupuestos Generales del Estado para Salamanca con la electrificación de la línea de Fuentes de Oñoro a Medina del Campo, bendiciendo que podamos llegar muy pronto a Madrid en hora y media. Cuando se consiga, será un alegrón para nuestros turistas madrileños y un recorte del trago de dejar su casa para nuestros emigrantes afincados en Madrid y alrededores, incluyendo las ciudades alemanas. Pese a todo, me sigue pareciendo pintoresco que volvamos a Madrid por Medina, como hizo Pedro Antonio de Alarcón para estrenar la línea en el siglo XIX y recogió en su libro Dos días en Salamanca. Los elogios de José Antonio Bermúdez de Castro „cara ya conocida de la tele parlamentaria„contrastaron con la crítica áspera de los socialistas locales con la presencia en Salamanca de Jesús Caldera, más sorprendente, si cabe, que la propia disparidad de opiniones de ambos partidos, fieles a sus principios, o no, aprovechando que Groucho Marx hubiese cumplido hoy 122 años. Suyo es aquello de estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros. Un profeta de nuestro tiempo.
Como el tren, también están de moda los alcaldes, sobre todo aquellos que ejercían cuando éramos ricos y que hoy esperan en el andén de los jueces, da igual que sean gallegos o levantinos, para que expliquen qué han hecho con lo de todos. Pero también sus parejas. Ahí está Isabel Pantoja, hecha un quejío en Marbella, diciendo que lo de ella es igualito a lo de la infanta Cristina. ¿Y qué es lo de la infanta Cristina?, me pregunto, de paso que comparo a Urdangarín con Cachuli y, francamente, en lo físico, no encuentro demasiados parecidos. Cuánto me extraña que Olli Rehn, uno de nuestros marcadores europeos, no haya preguntado en Madrid por la cuestión Malaya, en la que no faltan algunos de los nuestros „Pedro Román o Isabel García Marcos„ y se haya enredado en pensiones, reforma bancaria y otras cosas menores.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad