Bartolo

27.05.2011 | 06:45
ELENA SÁNCHEZ

Le comprendo, Sr. Rubalcaba, y me hago cargo del estado emocional en el que debe encontrarse. Aunque no lo deje traslucir porque lo suyo es el disimulo sin mover un músculo. Entiendo que le moleste tanta insistencia sobre el caso Faisán pero, tal vez, si hubiera contestado una sola vez con sinceridad en lugar de salirse por las ramas se hubiera evitado muchas preguntas repetidas. Lo que ha dicho Ud. en la sesión de control del miércoles no tiene ninguna gracia aunque se rían, no sé por qué, sus partidarios y menos aún sus partidarias. Esa canción con la que pretendía distraer la pregunta no es apropiada. Ya sabrá que de ella hay varias versiones, alguna de las cuales huele a machismo por todos los lados. Muy cegado se debe encontrar para eludir la respuesta con una salida de tono que puede enfadar a muchos. Ignoro si habrá caído en la cuenta pero el Partido de las mujeres —al menos, así se presentan— las ha ofendido y, de paso, ha desprestigiado, aún más, al Parlamento.

Aun así comprendo que su estado de ánimo no pase por el mejor momento. Tiene Ud. unas acampadas que fueron declaradas ilegales y que son bochornosas. No se ha atrevido a ejecutar el mandato judicial. ¿Por rentabilidad política? Parece que no, a la vista del resultado electoral. ¿Por miedo? Tal vez, pero eso no encaja con su fama. Ud. como buen socialista, debe saber que la libertad de uno acaba donde empieza la libertad del otro y ya son demasiados los perjudicados como para mantener la situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies