Resaca y campaña

23.05.2011 | 03:25
SANTIAGO JUANES

Se acabó lo que se daba y en pocas horas hemos salido de dudas, si es que las había. Si la movilización del "15-M" nos envejeció a todos y todo lo volvió viejo, la cartelería electoral queda hoy como si llevase expuesta siglos y aparece añeja. Tras una larga campaña electoral, de guante blanco en Salamanca, comienza otra en cuanto los partidos se repongan de su correspondiente resaca, haciendo bueno aquello de que estos se encuentran de campaña todos los días del año, con la novedad, estos meses que nos separan de las generales (en su tiempo o adelantadas, ya veremos), de que tendrán que estar muy pendientes de los indignados. Y ya me imagino a los ideólogos de cada partido cocinando un menú que sirva para los acampados y descampados, que quedará diluido en el aire en cuando escampe, que escampará. Ya me entiende. Ayer, antes de la tormenta, estuve con esos indignados escuchando si la Constitución, que da nombre a la plaza que ocupan y han rebautizado como del "15-M", otorga derechos o los reconoce, y que quien los otorga es en realidad el nacer seres humanos. A este nivel andan fuera y bajo la carpa azul del campamento, cuyo destino está pendiente de las asambleas correspondientes, aunque todo parece indicar que del 15 de junio no pasa, coincidiendo con el mes de existencia. De momento, ayer los concentrados saludaron la nueva campaña electoral con una cacerola de reglamento para hacerse oír o como aviso. Y surgen discrepancias.

Según el caso, o sea, los resultados, unos estarán llamados a comenzar una travesía del desierto y otros habrán de prepararse para tomar las riendas, mientras los electores acomodamos nuestras tripas para votar de nuevo. Porque usted, ¿qué cree: votamos con la cabeza o con las tripas? ¿El voto es fruto de la razón o la quemazón? Por cierto, ayer no sólo éramos electores, algunos eran también lectores: había que ver cómo estaba la calle de Libreros, donde se abre la Biblioteca Santa María de los Ángeles, o la de la Latina, cerca de la de Abraham Zacut, donde los bares mostraban un ambientazo de estudio extraordinario y ajeno a la cuestión electoral, para qué voy a decirle otra cosa que no sea cierta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies