TOROS

Bravos novillos para un ilusionante destino

Más de 2.500 personas se dan cita en La Glorieta en la primera nocturna del certamen "Destino La Glorieta". Seseña y Fran de Vane cortan los primeros trofeos. Buen nivel ganadero

06.07.2018 | 09:32
Bravos novillos para un ilusionante destino

El ambiente y la ilusión por ver toros y disfrutar con los benjamines del toreo llenaron de sueños La Glorieta. Una feliz idea con brillante resultado en su primera entrega que se justifica en las más de 2.500 personas que poblaron y casi abarrotan los tres tendidos de sombra. Salamanca quiere toros y quiere sentirlos. Y que mejor manera que apoyarse en la cantera, huérfana a día de hoy de oportunidades con repercusión.La noche en La Glorieta vio embestir a cuatro interesantes astados, Manseó con timidez de salida el de Capea, que se dolió en la faena con un ´berreito´ en embestidas que no se agotaron, aunque repusiera en las postrimerías. Inicio valeroso y decidido en los medios de rodilla. Se aceleró después Serrano, le faltó ceñirse más. Puso voluntad en trasteo largo donde dejó patente su oficio y su arrojo por no dejarse nada. Ese ansia le llevó a atropellar a veces la razón. Se atascó con la espada y el descabello.
 
Sacó carácter el bravo eralito de López Chaves, con autoridad en sus embestidas, pedía mando y firmeza, y aunque bajó de revoluciones mediado el trasteo no levantó la bandera blanca. Fue en más terciado del encierro y pareció faltarle enemigo a Álvaro Seseña, que firmó una labor aseada pero con poca transmisión, mató con eficacia en tarde de aceros romos y paseó el primer trofeo del certamen.
 
El novillo de más cuajo y seriedad fue el de Hermanos Asensio, que además tuvo movilidad, casta y poder. No fue empresa fácil e hizo pensar en la posibilidad de que le hubiera venido bien un puyacito, o tal vez una muleta baja y poderosa que le bajara los humos. Arturo Gilio se llevó un atragantón en el primer contacto rodillas en tierra en el tercio. De ahí en adelante su faena, de buena postura no acabó de calar ni de encontrar asiento, con la espada pasó las de Caín.
 
Una caja de bombas resultó el cuarto, de La Campana, que no había vuelto a sonar. Resultó todo un espectáculo en el torrente de sus embestidas, pareció un manantial inagotable. Por el poder y la casta de cada envite, no siempre encontró sometimiento y se hizo el dueño del escenario. Fran de Vane le plantó cara a las bravas y así alternaron las victorias en cada tanda, a los puntos pareció ganar el novillo. El torero de Albacete lo puso todo, no acertó siempre, pero dio la cara y no le importó que se la partieran en busca de un triunfo que llegó sin contundencia.  
 
LA FICHA.
Unas 2.500 personas en los tendidos en noche agradable y de gran ambiente.
 
ERALES DE CARMEN LORENZO, noble y con duración (ovación en el arrastre); LÓPEZ CHAVES, noble y bravo más apaciguado al final dentro de su buena condición, fue premiado con la vuelta al ruedo; HERMANOS ASENSIO, encastado, con poder y movilidad; y LA CAMPANA, bravo y encastado.
 
-JOSÉ M. SERRANO (marfil y oro)
Escuela de Salamanca. Estocada caída y perpendicular y estocada con ocho descabellos (ovación con saludos).
 
-ÁLVARO SESEÑA (manzana y oro)
Escuela 'Yiyo', de Madrid. Estocada (oreja).
 
-ARTURO GILIO (sangre de toro y oro)
Escuela de México. Cinco pinchazos y estocada (silencio).
 
-FRAN DE VANE (lila y oro)
Escuela de Albacete. Dos pinchazos y estocada (oreja).
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente

Pueblos de Salamanca
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad