07 abril 2020
  • Hola

Sánchez pide prepararse para “olas futuras” y defiende actuar sin comprometer la recuperación posterior

Pide solidaridad con Madrid porque después habrá que serlo con Cataluña

25 mar 2020 / 22:56 H.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este miércoles de que España deberá prepararse para “olas futuras” y tendrá que adelantarse a “futuras amenazas”, una vez logre doblegar la curva hasta ahora ascendente de afectados por la COVID-19, que este miércoles alcanzaba los 47.610 personas infectadas por el nuevo coronavirus, con 3.434 fallecidos, un número que supera ya a China y está sólo por debajo de Italia.

En el Pleno del Congreso que esta noche debate y vota la prórroga del estado de alarma por otros 15 días, Sánchez ha defendido como estrictamente necesario continuar con el aislamiento social que impone el decreto, que incorpora una serie de excepciones porque, ha subrayado, es preciso también “guardar un muy difícil equilibrio” manteniendo una imprescindible actividad productiva que permita después reconstruir el país.

Hay que actuar “con bisturí para no amputar ningún nervio de nuestro organismos social que comprometa el propio sostenimiento de la población confinada o la ulterior recuperación de la población”, ha defendido, mostrando su convencimiento de que esta “pesadilla concluirá pronto”. Pero mientras no se encuentre una vacuna, la mejor protección frente al coronavirus es cada uno de los ciudadanos aplicando medidas de distanciamiento social, ha indicado.

PIDE LEALTAD Y UNIDAD

Sánchez ha pedido a los grupos políticos “lealtad y unidad” y ha hecho un llamamiento a ser hoy “solidarios con Madrid”, la comunidad con más casos, porque en el día de mañana habrá que serlo con Cataluña, la segunda autonomía más afectada.

Ha reivindicado también la gestión de su Ejecutivo ante la crisis del coronavirus, subrayando que “no ha habido un sólo día, una sola hora que hayan dejado de actuar”. Una actuación que busca, ha explicado, reforzar el sistema sanitario, mitigar el daño económico generado por esta crisis y permitir la reconstrucción del país en el menor tiempo posible al tiempo que se protege a toda la ciudadanía.

En su primera intervención ante el Pleno del Congreso, Sánchez ha querido que sus primeras palabras fueran para quienes han perdido en esta crisis un ser querido o luchan por superar la enfermedad en los hospitales, como suele hacer en todas sus comparecencias públicas.