09 agosto 2020
  • Hola

Sánchez e Iglesias se reúnen en secreto antes del puente

Ninguna de los líderes contaba con la cita en su agenda pública

Madrid /
05 dic 2019 / 22:09 H.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han mantenido este jueves una reunión de cara a la investidura del líder socialista como presidente del Ejecutivo, según ha adelantado Antena 3.

El encuentro, que no figuraba en la agenda de ninguno de los dos líderes, se ha producido a las 16.30 horas, según fuentes de Moncloa citadas por la cadena de televisión.

La reunión entre el líder de los socialistas y el de la formación ‘morada’ se ha producido un día después de que ERC haya expresado su malestar por las declaraciones de Sánchez en las que ha asegurado que el acuerdo de investidura con los republicanos estará dentro de la Constitución. Los votos de los independentistas son imprescindibles para sacar adelante el acuerdo entre ambos partidos.

Fuentes de la formación republicana apuntaron a Europa Press que las palabras de Sánchez eran una manera de “hacer presión” por las “prisas” de sacar adelante la investidura. “A veces se pasan”, lamentaron desde ERC.

Las negociaciones para recabar los apoyos necesarios se están llevando desde la discreción por parte de ambas formaciones desde que Sánchez e Iglesias anunciasen el pasado 12 de noviembre un acuerdo para la constitución de un Gobierno de coalición.

El encuentro se ha producido días antes del inicio de la ronda de consultas que el Rey Felipe VI iniciará el próximo martes, día 10, con los líderes políticos para proponer candidato a la investidura.

El jefe del Estado ha concentrado todos los contactos en dos días, pese a que en esta ocasión son 19 los líderes políticos que acudirán al Palacio de la Zarzuela. El lunes 9 es festivo en la Comunidad de Madrid y el jueves Sánchez tiene que viajar a Bruselas para participar en un Consejo Europeo.

Este miércoles, la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, llevó al Rey el listado de las formaciones políticas, un listado en el que no figuran representantes de Esquerra (ERC), de Bildu, BNG ni de la CUP, ya que estas formaciones renuncian a reunirse con el Jefe del Estado.