10 diciembre 2019
  • Hola

Podemos sigue sin “deshojar la margarita” sobre su apoyo o no a Sánchez

Irene Montero ha insistido en que están dispuestos a sentarse con los socialistas si “levantan sus vetos y líneas rojas”

16 jul 2019 / 14:37 H.

Unidas Podemos ha evitado este martes aclarar si votará ‘no’ en la investidura de Pedro Sánchez si no alcanza antes un acuerdo para gobernar en coalición con el PSOE, dejando abierta así una puerta a su abstención. Además, ha vuelto a pedirle que retome las conversaciones y ha deslizado que en esa negociación se priorice la discusión sobre el programa y sea “después” cuando se hable de quién debe conformar el Gobierno de coalición que siguen reclamando los ‘morados’.

Así lo ha explicado en el Congreso, la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, quien, eso sí, ha insistido en que ellos están dispuestos a sentarse con los socialistas en cuanto “levanten sus vetos y sus líneas rojas”. Montero ha hecho hincapié en que su formación no renuncia a la “negociación integral” que han reclamado desde el principio, pero abriendo la puerta a que se empiece hablando del “para qué” y que “después” se aborden los nombres de las personas elegidas para aplicar ese eventual programa.

Irene Montero: “Creemos que es posible que sea en julio pero, si no, también esta septiembre”

Este método de negociación es el que venía proponiendo el PSOE antes de que Sánchez diera por rotas este lunes las negociaciones con Podemos. Tras subrayar que el propio Sánchez ya ha dejado claro que era “mentira” que Iglesias hubiese reclamado la Vicepresidencia del Gobierno, como se filtró desde el PSOE, Montero ha emplazado a los socialistas a “reabrir esas negociaciones levantando sus vetos y sus líneas rojas” para que ambas partes puedan sentarse a hablar de un gobierno.

En Podemos defienden que hay tiempo para retomar la negociación y pactar un gobierno de coalición que permita a Sánchez ser investido la semana que viene. “Creemos que es posible que sea en julio pero, si no, también esta septiembre”, ha apuntado Montero.

Eso sí ha dejado claro que no piensan retirar su consulta a la bases como se la sugerido desde el Gobierno y, precisamente aludiendo al resultado de esa votación que concluirá este jueves, ha evitado aclarar si contemplan un ‘no’ en la investidura en el caso de que se llegue al debate sin haber retomado la negociación con el PSOE. Es decir, los morados no cierran la puerta a una abstención en el caso de que se llegue a la investidura sin acuerdo con el PSOE y desde el partido apuntan que habrá que ver qué ofrece Sánchez durante el debate.