17 junio 2019
  • Hola

Oposiciones sin memorizar nada y optando a sueldos de 4.000 euros

Los métodos de selección para trabajar en la UE no requieren encerrarse un tiempo indefinido a memorizar temarios, con dos horas diarias tendrás suficiente

09 abr 2019 / 11:56 H.

Aunque parezca increíble y se desconozca su existencia, las oposiciones sin necesidad de haber memorizado durante largos periodos exhaustivos son una realidad. Ganando más de 4.000 euros al mes, aquellos que ya han logrado un puesto en el cuerpo de funcionarios de la Unión Europea (UE) en los últimos años, han podido comprobar que existe además la posibilidad de ascenso en un sistema basado en una estructura meritocrática donde las categorías van cambiando. Cada vez más voces piden que se imite este modelo en la Administración española.

Pruebas

Se trata de tres pruebas eliminatorias en cada convocatoria:

- La primera consiste en una dura prueba psicotécnica tipo test donde se evalúan el razonamiento abstracto, el razonamiento verbal y el razonamiento numérico.

- La segunda llamada ‘e-tray’, consiste en que el candidato recibe cantidad de correos electrónicos de golpe (más o menos 100 folios) con un límite de tiempo para entenderlos y después contestar a una serie de preguntas tipo test sobre estos.

- Los que hayan conseguido llegar a la tercera fase, tienen que pasar un día entero en un edificio; el ‘assessment center’ de Bruselas, donde tienen que realizar una ‘gymkana’ de entrevistas y toma de decisiones a tiempo real.

Así, las pruebas de la UE exigen un buen manejo de al menos dos idiomas europeos (el materno y el segundo). En las dos primeras fases (psicotécnico y ‘e-tray’) se pueden realizar en cualquiera de las lenguas elegidas. Para la tercera fase se debe escoger uno de los cinco idiomas más hablados en la UE: inglés, francés, alemán, italiano o español, y debe ser siempre diferente del elegido para las etapas anteriores. Los que llegan a esta última prueba pasan un día entero exhibiendo sus habilidades (procesar documentos en tiempo récord para responder preguntas, presentación oral sobre un tema desconocido hasta el día de la prueba, dinámicas de grupo...), valorándose sobre todo la seguridad que se logre transmitir, la capacidad comunicativa, según explican desde YSE.

En conclusión, consiste en demostrar por qué eres el candidato ideal para ocupar ese puesto, en base a la experiencia previa, idiomas y titulación.

Habilidades

Según las declaraciones del portavoz de Ya Semos Europeos (YSE: organización que lleva años ayudando a posibles candidatos a prepararse las pruebas) al periódico El Confidencial, esta peculiar selección intenta evaluar habilidades, y no hacer que se memoricen conocimientos que luego rara vez se usan. Son ocho las cualidades que se buscan: capacidad de aprendizaje, de análisis, de resolver problemas, de priorizar tareas, de trabajar en equipo, de liderazgo, de comunicación y de resiliencia, con el fin de asegurar que la persona en concreto será capaz de trabajar de la misma forma eficiente independientemente de las circunstancias en las que se encuentre.

No se debe perder de vista la dificultad de estas pruebas, que no son nada fáciles. Además, se compite a nivel europeo y se requiere dominar como mínimo otro idioma. Tampoco salen demasiadas vacantes. La UE alberga 60.000 funcionarios sobre una población de más de 500 millones de habitantes. En 2018, salieron 135 vacantes y se presentaron unas 28.000 personas de toda Europa (3.000 españoles). También hubo otro concurso para auditores: 80 plazas para 4.755 candidatos, y un tercero para el área de comunicación, con 132 plazas y 3.000 candidatos.

Entre los diferentes testimonios de las personas que han conseguido optar a los puestos de la UE o están en el proceso, recogidos por El Confidencial, se destaca su visión común sobre las oposiciones en España, sobre las que aseguran estar basadas en un sistema excesivamente memorístico; un modelo obsoleto centrado en el recital. Aunque en casos como los abogados del Estado tiene sentido, puesto que tienen que dominar el derecho, la mayor parte de las veces se sigue este modelo por simple inercia, cuando un sistema más práctico y ágil puede seleccionar personal de forma más eficiente. De esta forma, se demuestra adquirir competencias. Por otro lado, también aseguran que lo ideal sería la posibilidad de diferentes modelos de selección en relación a los tipos de plaza.

Sin garantías de plaza

No necesariamente aprobar supone la adquisición de trabajo seguro. Desde la UE, explican que aprobar las oposiciones “no da derecho automático a nada”, sino acceso limitado, es decir, los optantes pueden permanecer dos años en lista para postularse a las vacantes que van saliendo en las diferentes instituciones europeas. Pero no puedes esperar que te llamen; tienes dos años para solicitar las plazas que más encajen con tu perfil y conseguirla. De esta forma, existen opositores que aprueban pero no consiguen trabajo porque no se presentan o no encajan en ninguna de las que solicita.

Oficina de Selección de Personal (EPSO)

Desde la Oficina Europea de Selección de Personal (EPSO), hacen hincapié también en el requisito de la motivación, asegurando que buscan gente motivada para seguir progresando. Por ello, hacen evaluciones anuales para ver quién y cuántos puntos consiguen. Una persona puede entrar con una categoría baja e ir subiendo y progresando; hay escalones para ir avanzando según los méritos.

Además, en su página web facilitan todo tipo de información sobre las diferentes opciones de puestos que hay, las condiciones, los requisitos, los perfiles...

Oposiciones generales del año 2019

Desde el Instituto Europeo, señalan las características de estas oposiciones y los requisitos, además de las plazas, etc. Se trata de oposiciones abiertas a titulados universitarios de cualquier disciplina. Obteniendo alrededor de unos 4.350 euros aproximadamente, entre los requisitos están:

- Tener nacionalidad de un país miembro de la UE.

- 2 lenguas oficiales de la UE (muy buen nivel (C1) de una lengua oficial de la UE y buen nivel (al menos B2) de otra lengua oficial de la UE diferente de la otra lengua que se elija) sin necesidad de título acreditativo

- Un ciclo completo de estudios universitarios de al menos tres años de duración, acreditado por un título

- No es necesario tener experiencia profesional

Para consultar más detalles sobre estas oposiciones, como los diferentes puestos que se ofrecen, las convocatorias, las ventajas, etc., hay más información en la página web del Instituto Europeo y en su apartado de máster y oposiciones.

PALABRAS CLAVE