31 marzo 2020
  • Hola

Ecologistas piden prohibir los vuelos cortos y penalizar a los viajeros frecuentes más ricos

La organización asegura que la aviación genera entre el 5 y el 8 por ciento de las emisiones totales de CO2

18 feb 2020 / 15:37 H.

Ecologistas en Acción ha reclamado la reducción del tráfico aéreo, eliminando los vuelos en trayectos cortos, penalizar a los viajeros frecuentes más ricos, fomentar alternativas de transporte como el tren y eliminar lo que considera un sistema de privilegios al sector aéreo, para reducir las emisiones de CO2 de la aviación.

La ONG ha presentado este martes su informe ‘Decrecimiento de la aviación: la reducción del transporte aéreo de manera justa’, que analiza el impacto de la aviación a nivel global que considera que las emisiones de CO2 de este medio de transporte podrían multiplicarse por ocho de aquí al año 2050, ya que asegura que en la actualidad la aviación es el único medio de transporte cuyas emisiones de gases de efecto invernadero siguen creciendo.

Por ello, concluye que la “única forma” de disminuir el impacto del sector es reducir de manera significativa del número de vuelos. El estudio, elaborado por la red internacional Stay Grounded, de la que forma parte Ecologistas en Acción, analiza los efectos ambientales, sociales de la aviación que hasta ahora no estaban sistematizados y plantea varias medidas para reducir el número de vuelos.

La organización asegura que la aviación genera entre el 5 y el 8 por ciento de las emisiones totales de CO2 a nivel mundial aunque el sector asegura “repetidamente” que apenas representan el 2 por ciento con las emisiones mundiales. Además de dióxido de carbono, los aviones emiten también otros elementos nocivos como el metano, ozono, hollín, estelas y nubosidad inducida, que tiene un impacto climático aún mayor que el CO2.

En concreto, Ecologistas en Acción considera necesario medidas como reducir el tráfico aéreo, a través de la prohibición de vuelos de gran proximidad, reducir los vuelos de corta y media distancia realizables en tren o la moratoria a la ampliación o construcción de infraestructuras aeroportuarias.

Otra de sus propuestas pasa por eliminar el “sistema de privilegios de la aviación” que pone en situación de desventaja otras formas de transporte más sostenibles. En ese sentido, denuncia que los bajos precios de los vuelos se deben a las numerosas exenciones fiscales en todo el mundo y, especialmente en la UE.

Asimismo, exige “frenar el trato de favor a las compañías aéreas” a través de la introducción de un impuesto al queroseno, un IVA igual al de otros medios de transporte, establecer un impuesto al carbono y crear una tasa a los billetes en función de la distancia recorrida.

También insta a “penalizar a los viajeros frecuentes con más recursos” porque aseguran que la aviación es “un medio elitista”, ya que menos del 10 por ciento de la población mundial ha cogido alguna vez recursos. Sin embargo, las emisiones generadas son sufridas por el conjunto del planeta.

Por ello, propone poner una tasa a los viajeros frecuentes o una tasa por kilómetros recorridos. La primera, encarecería de forma progresiva el precio de los billetes que compre una misma persona durante un tiempo determinado y la segunda lo hace en función de la distancia viajada.

La cuarta de las medidas pasaría por fomentar alternativas al avión, sobre todo con una inversión en infraestructura ferroviaria. El informe lamenta el desmantelamiento de la red de trenes nocturnos en Europa durante los últimos años y pide que se recuperen estos trenes y se mejoren los sistemas de reservas internacionales para reducir los precios de los billetes de tren y fomentar la coordinación en los transbordos de trenes.

El responsable de aviación de Ecologistas en Acción, Pablo Muñoz, considera que ante la inacción de los Gobiernos y el desinterés de la industria se debe estimular un debate riguroso y de calado que impulse la puesta en marcha de políticas claras y ambiciosas de decrecimiento de la aviación. Por ello, ha anunciado que la ONG desarrollará en los próximos meses la campaña ‘Quédate en Tierra’.